PRESBICIA

¿QUÉ ES?
La presbicia o vista cansada es la principal anomalía visual. Es un problema refractivo que se produce cuando el cristalino (la lente natural del ojo) pierde parte de su capacidad de enfoque debido al paso del tiempo. La presbicia está asociada al envejecimiento de los órganos y no se puede prevenir. En la actualidad, existe un tratamiento quirúrgico muy seguro y eficaz para corregir este problema.

LA PRESBICIA EN MIOPES
Estas personas presentan, por su condición refractiva, dificultad para enfocar los objetos lejanos. A partir de los 40 años, ésta ya se ha estabilizado, mientras que la presbicia va aumentando. En estos pacientes se hace necesario el uso de una menor graduación miópica de cerca que de lejos.

LA PRESBICIA EN HIPERMÉTROPES
La hipermetropía afecta particularmente a la visión de cerca. Es una situación similar a la presbicia, aunque la hipermetropía es estable y la presbicia, progresiva. Por ello muchas personas llaman equivocadamente a la hipermetropía “vista cansada”. Estos pacientes van perdiendo visión progresiva en todas las distancias, y, en general, rápidamente. De modo que necesitan gafas tanto de lejos como de cerca.

LA PRESBICIA EN PERSONAS QUE NUNCA USARON LENTES
Estos pacientes habitualmente necesitan, entre los 40-45 años, gafas exclusivamente para realizar tareas de cerca. Suelen empezar con poca graduación, aunque aumenta.

OJO SECO

QUÉ ES?
Cuando los ojos son incapaces de mantener una película lagrimal de calidad y suficiente hablamos de síndrome del ojo seco. Es un situación muy molesta puesto que nuestros ojos precisan de película lagrimal en la cantidad y calidad suficiente para mantenerlos hidratados adecuadamente, eliminar partículas que se hayan introducido dentro e, incluso, para mantener una buena visión.

El síndrome del ojo seco es el primer motivo de consulta con el oftalmólogo y, según algunos estudios, afecta a entre un 15% y un 30% de la población. Su prevalencia aumenta con la edad y es un problema más frecuente entre las mujeres menopáusicas por su relación con los cambios hormonales.

PRINCIPALES SÍNTOMAS
Las principales molestias y síntomas del ojo seco son:

– Ardor, sensación de picazón o enrojecimiento en el ojo.
– Sensación de tener arena dentro del ojo.
– Excesiva sensibilidad a la luz.
– Visión borrosa.

El síndrome del ojo seco causa irritación, escozor, enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño o arenilla en la superficie ocular, además de fatiga o pesadez en los párpados o lagrimeo.
Aunque pueda resultar contradictorio, el lagrimeo excesivo se debe a una inadecuada e insuficiente lubricación ocular. Nuestro organismo se protege “inundando” la superficie del ojo con lágrimas de baja calidad que no aportan los nutrientes y protectores necesarios. En los casos más graves, pueden llegar a producirse cicatrices en la córnea (superficie frontal del ojo) y a afectar a la visión. En este punto, podemos destacar que los síntomas del síndrome del ojo seco son muy variados y pueden tener una amplia progresión.

Por esta razón, se habla de diferentes formas de sequedad ocular:

– Leve
– Moderada
– Grave

CAUSAS DEL SÍNDROME DEL OJO SECO
El principal motivo del ojo seco, que suele aparecer en personas de edad avanzada, son los cambios hormonales, los cuales provocan que los ojos empiecen a producir menos lágrimas o a que la película lagrimal sea de una calidad inferior. Con el envejecimiento, se atrofian las células que generan la lágrima de forma constante y aquellas que determinan la composición de la película lagrimal.

OTRAS CAUSAS:

– Encontrarse en un ambiente seco o con excesivo viento.
– Abuso del aire acondicionado.
– Una exposición excesiva al sol.
– Ser fumador (activo o pasivo).
– También puede deberse al efecto colateral de un cirugía previa del ojo.

TRATAMIENTO
El tratamiento habitual para el síndrome del ojo seco son las lágrimas artificiales. Éstas pueden contener o no conservantes, siendo las primeras (con conservantes) las más convenientes y eficaces, salvo en personas muy sensibles o alérgicas. La mayoría de personas notan un gran alivio durante el tratamiento con lágrimas artificiales usando estas gotas de 2 a 4 veces al día. Otras opciones de tratamientos, especialmente para los casos en los que los síntomas y molestias son más leves, pasan por usar gafas de sol (que alivian síntomas como el picor o el enrojecimiento) o por cambiar determinados hábitos, como realizar una dieta adecuada, no exponerse a ambientes muy secos o muy climatizados y tomar ciertas medidas de higiene de los párpados.

 

¿CÓMO PREVENIRLO?
La principal medida de prevención es mantenerse alejado de los ambientes secos y de los elementos que irriten los ojos, principalmente el humo del tabaco y el aire acondicionado. En invierno, es recomendable utilizar un humidificador. Hábitos como parpadear más a menudo, descansar la vista periódicamente o limpiar con regularidad las pestañas con compresas calientes se han mostrado eficaces para eliminar o aliviar el déficit de lágrima en los ojos.

 

 

 

Fuente consultada:
https://www.clinicabaviera.com

QUERATOCONO

Qué es el queratocono?
El queratocono es una condición poco común en la córnea (la ventana transparente del ojo), la cuál hace que la córnea se adelgace y desarrolle una protuberancia en forma de cono.

Queratocono literalmente significa “córnea en forma de cono”.
La córnea es una parte muy importante del ojo. La luz entra en el ojo a través de la córnea, y refracta o enfoca los rayos de luz para que podamos ver con claridad. Cuando existe un queratocono, la forma de la córnea se altera y la visión se distorsiona. El queratocono puede hacer difíciles algunas actividades como conducir automóvil, escribir en una computadora, ver televisión o leer.

Cuáles son los síntomas?
El queratocono generalmente afecta a ambos ojos, aunque los síntomas pueden variar de un ojo al otro. En general, los síntomas comienzan a ocurrir durante la adolescencia y alrededor de los 20 años de edad, y pueden incluir:

Leve visión borrosa;
Ligera distorsión de la visión;
Mayor sensibilidad a la luz;
Deslumbramiento;
Irritación ocular leve.

El ritmo de la progresión varía. Por lo general, un queratocono progresa durante un periodo de 10 a 20 años, y luego se detiene de repente. A medida que la enfermedad progresa, los síntomas más comunes incluyen:

Aumento en la distorsión y borrosidad de la visión;
Aumento de miopía o astigmatismo;
Cambios frecuentes en la prescripción de anteojos;
Incapacidad de usar lentes de contacto.

Ocasionalmente, un queratocono puede avanzar rápidamente, con hinchazón repentina de la córnea y el desarrollo de una cicatrización corneal. Un tejido de cicatriz en la córnea hace que ésta pierda su suavidad y su claridad. Como resultado, aún más distorsión y borrosidad pueden ocurrir.

Cómo se trata?
El tratamiento de un queratocono depende con frecuencia de la severidad de los síntomas. Durante las primeras etapas de la enfermedad, la visión se puede corregir con anteojos. A medida que la enfermedad progresa, es posible que necesite usar lentes de contacto rígidos, para que la luz que entra en el ojo se refracte de manera uniforme y no haya distorsión en la visión. También debe abstenerse de frotarse los ojos, ya que esto puede agravar el tejido delgado de la córnea y los síntomas pueden empeorar.

 

información obtenida de:
https://www.aao.org

 

HIPERMETROPÍA

¿Qué es la hiperopía?
La hiperopía, también conocida como hipermetropía, es un tipo de error de refracción común donde se puede ver los objetos distantes con mayor claridad que los objetos cercanos. Sin embargo, las personas experimentan la hipermetropía de formas diferentes. Puede que algunas personas no noten ningún problema con su visión, especialmente cuando son jóvenes. Mientras para las personas con una hipermetropía considerable, la visión puede ser borrosa para ver objetos a cualquier distancia, sea de cerca o de lejos.

¿Qué es la refracción?
La refracción ocurre cuando la luz cambia su dirección al pasar a través de un objeto hacia otro. La visión ocurre cuando los rayos de luz se desvían (son refractados) al pasar a través de la córnea y el cristalino. Esta luz es enfocada luego sobre la retina. La retina transforma la luz en impulsos eléctricos que se envían al cerebro a través del nervio óptico. El cerebro interpreta estos mensajes, convirtiéndolos en las imágenes que vemos.

¿Qué son los errores de refracción?
Cuando hay un error de refracción, la forma del ojo evita que la luz se enfoque sobre la retina. El largo (la longitud) del globo ocular (más corto o más largo), cambios en la forma de la córnea o el deterioro del cristalino, pueden causar errores de refracción.

Causas y Factores de Riesgo
¿Cómo se desarrolla la hiperopía?
La hiperopía ocurre en ojos que enfocan las imágenes detrás de la retina en lugar de hacerlo sobre la retina. Esto puede resultar en una visión borrosa. Ocurre cuando el globo ocular es demasiado corto, lo que evita que la luz que viene entrando se enfoque directamente sobre la retina. También puede ocurrir cuando la córnea o el cristalino tienen forma anormal.

¿Quién corre el riesgo de tener hiperopía?
La hiperopía puede afectar tanto a los niños como a los adultos. Afecta alrededor del 5 al 10 por ciento de las personas en los Estados Unidos. Las personas cuyos padres tienen la hiperopía pueden tener más probabilidades de sufrir dicha condición.

Síntomas y Detección
¿Cuáles son los signos y síntomas de la hiperopía?
Los síntomas de la hiperopía varían de una persona a otra. Su oculista puede ayudarlo a entender cómo le afecta esta condición.

Algunos signos y síntomas comunes de hiperopía incluyen:

Dolores de cabeza
Fatiga visual
Entrecerrar los ojos para ver
Visión borrosa, especialmente para objetos cercanos

¿Cómo se diagnostica la hiperopía?
Un oculista puede diagnosticar la hipermetropía y otros errores de refracción durante un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas. Muchas veces, las personas con esta condición van a su oculista con quejas de incomodidad visual o visión borrosa.

Tratamiento
¿Cómo se corrige la hiperopía?
La hiperopía se puede corregir con anteojos, lentes de contacto o cirugía.

Los anteojos son la forma más simple y segura de corregir la hipermetropía. Su oculista puede recetarle lentes para corregir el problema y mejorar al máximo su visión.

Los lentes de contacto funcionan al convertirse en la primera superficie de refracción para los rayos de luz que entran al ojo. Esto resulta en una refracción o un enfoque más preciso. En muchos casos, los lentes de contacto brindan una visión más clara, un campo visual más amplio y una mayor comodidad. Son una opción segura y eficaz si se ajustan y se usan de manera correcta. Hable con su oculista para ver si los lentes de contacto son una opción para usted.

La cirugía refractiva tiene el propósito de cambiar de manera permanente la forma de la córnea para mejorar la visión refractiva. La cirugía puede disminuir o eliminar la necesidad de usar anteojos y lentes de contacto. Existen muchos tipos de cirugías refractivas. Se debe discutir las opciones de cirugías con un oculista.

MIOPÍA

¿Qué es la miopía?
La miopía es un tipo de error de refracción común en que los objetos cercanos se ven con claridad pero los objetos lejanos se ven borrosos.

La córnea y el cristalino desvían (refractan) los rayos de luz que
vienen entrando para que se enfoquen con precisión
sobre la retina en la parte posterior del ojo.

¿Qué es la miopía alta?
Alta miopía es una forma severa de miopía. En la alta miopía, el globo ocular se estira y se vuelve muy largo. Esto puede dar lugar a agujeros o desgarros en la retina y también puede causar el desprendimiento de la retina. Vasos sanguíneos anormales pueden crecer debajo de la retina y causar cambios en la visión. Las personas con miopía alta necesitan exámenes de los ojos con dilatación de pupilas con mayor frecuencia. La detección temprana y el tratamiento oportuno pueden ayudar a prevenir la pérdida de la visión.

¿Qué es la refracción?
La refracción ocurre cuando la luz cambia su dirección al pasar a través de un objeto hacia otro. La visión ocurre cuando los rayos de luz se desvían (son refractados) al pasar a través de la córnea y el cristalino. Esta luz es enfocada luego sobre la retina. La retina transforma la luz en impulsos eléctricos que se envían al cerebro a través del nervio óptico. El cerebro interpreta estos mensajes, convirtiéndolos en las imágenes que vemos.

¿Qué son los errores de refracción?
Cuando hay un error de refracción, la forma del ojo evita que la luz se enfoque sobre la retina. El largo (la longitud) del globo ocular (más corto o más largo), cambios en la forma de la córnea o el deterioro del cristalino, pueden causar errores de refracción.

Causas y Factores de Riesgo
¿Cómo se desarrolla la miopía?
La miopía ocurre en ojos que enfocan las imágenes delante de la retina en lugar de hacerlo sobre la retina. Esto puede resultar en una visión borrosa. Ocurre cuando el globo ocular es demasiado largo y evita que la luz que viene entrando se enfoque directamente sobre la retina. También puede ocurrir cuando la córnea o el cristalino tienen forma anormal.

¿Quién corre el riesgo de tener miopía?
La miopía puede afectar tanto a los niños como a los adultos. Afecta alrededor del 25 por ciento de las personas en los Estados Unidos. La miopía se diagnostica con frecuencia en niños entre 8 y 12 años de edad. Puede empeorar durante la adolescencia. Puede que pocos cambios ocurran entre los 20 y los 40 años de edad, pero a veces la miopía puede empeorar con la edad. Las personas cuyos padres tienen la miopía pueden tener más probabilidades de sufrir dicha condición.

Síntomas y Detección
¿Cuáles son los signos y síntomas de la miopía?
Algunos de los signos y síntomas de la miopía incluyen:

Dolores de cabeza
Fatiga visual
Entrecerrar los ojos para ver
Dificultad para ver objetos lejanos, como señales en la autopista

¿Cómo se diagnostica la miopía?
Un oculista puede diagnosticar la miopía y otros errores de refracción durante un examen completo de los ojos con las pupilas dilatadas. Muchas veces, las personas con esta condición van a su oculista con quejas de incomodidad visual o visión borrosa.

Tratamiento
¿Cómo se corrige la miopía?
La miopía se puede corregir con anteojos, lentes de contacto o cirugía.

Los anteojos son la forma más simple y segura de corregir la miopía. Su oculista puede recetarle lentes para corregir el problema y mejorar al máximo su visión.

Los lentes de contacto funcionan al convertirse en la primera superficie de refracción para los rayos de luz que entran al ojo. Esto resulta en una refracción o un enfoque más preciso. En muchos casos, los lentes de contacto brindan una visión más clara, un campo visual más amplio y una mayor comodidad. Son una opción segura y eficaz si se ajustan y se usan de manera correcta. Sin embargo, los lentes de contacto no son la mejor opción para todas las personas. Hable con su oculista para ver si los lentes de contacto son una opción para usted.

La cirugía refractiva tiene el propósito de cambiar de manera permanente la forma de la córnea para mejorar la visión refractiva. La cirugía puede disminuir o eliminar la necesidad de usar anteojos y lentes de contacto. Existen muchos tipos de cirugías refractivas. Se debe discutir las opciones de cirugías con un oculista.

 

Información obtenida de https://nei.nih.gov/health/espanol/miopia/miopia

ASTIGMATISMO

¿Qué es el astigmatismo?
El astigmatismo es un defecto de refracción que hace que las imágenes se enfoquen de forma distorsionada sobre la retina, afectando a la visión a cualquier distancia.

Puede presentarse sola o asociada a la miopía o la hipermetropía.

¿Cuáles son los síntomas del astigmatismo?
El astigmatismo se caracteriza por una visión borrosa a cualquier distancia.

¿Cuáles son las causas del astigmatismo?
El astigmatismo se produce porque la focalización de las imágenes es incorrecta a causa de una córnea elíptica o poco esférica. Es como si el ojo tuviese la forma de un melón, en lugar de la de una sandía.

Cuando la córnea está más curvada en un eje que en otro, provoca una visión borrosa a cualquier distancia.

¿Cuál es el tratamiento para el astigmatismo?
Correción óptica mediante gafas o lentes de contacto
Correción quirúrgica, mediante cirugía refractiva. Ésta corrige estas diferencias de curvatura para que se formen imágenes correctamente enfocadas en la retina. La cirugía de astigmatismo con láser aplana ligeramente el meridiano más curvado de la córnea, reduciendo el grosor de la parte central de dicho meridiano. Si el astigmatismo es intenso la operación de astigmatismo con láser también aumenta la curvatura del meridiano más plano de la córnea, reduciendo el grosor de la parte periférica de dicho meridiano.

MATERIALES DE CALIDAD

F2 de Contamac
Nuestras lentes gas premeables son fabricadas con el material F2 de Contamac. Este producto utiliza acrilato de fluorosilicona para mejorar la humectabilidad y resistencia a los depósitos. Sus excelentes propiedades de mecanizado lo hacen ideal para diseños de lentes finas y graduaciones rutinarias esféricas, así como para diseños más sofisticados. Con una gama de valores Dk, todos compartiendo la misma química, los productos F2 prometen comodidad y fácil adaptación.

Contaflex FDA
Es un material de lentes blandas con un rango de productos con contenido de agua de 38% a 55%, aprobados por el FDA. Cada producto dentro de la gama tiene sus propias ventajas: los materiales con menor contenido de agua tienen una mayor estabilidad de la lente y una mayor resistencia a la tracción, y los materiales de contenido medio de agua ofrecen un mayor Dk, lo que conduce a una mayor comodidad en el ojo y una excelente claridad de la visión.

Gm advance
Es un avance evolutivo en las propiedades físicas y químicas de los materiales de lentes blandas basadas en GMA.
Este material resiste la deshidratación por más tiempo y se re-hidrata más rápido que los materiales comparables, mientras que su excepcional estabilidad en el ojo y durabilidad, garantizan la satisfacción del paciente y bajos niveles de rotura de la lente.